Chistes

No es mi intención contarles chistes; de hecho sólo los estoy copiando de algunos que me mandan a diario. Espero que sean de su agrado.

  • Está Jaimito en la escuela y le pregunta la profesora:
    – A ver Jaimito, dime una palabra que tenga 5 “i”.
    Y Jaimito le responde:
    – Pero profesora, eso es dificilísimo.
    – Muy bien Jaimito, muy bien.
  • Llevé a mi mujer al restaurante. El camarero anotó primero mi pedido:
    “Quiero chuletón poco hecho, por favor.” El camarero pregunta:
    “¿El Señor no está preocupado por la vaca loca ?”
    “No, ella misma puede hacer su pedido.” – respondí.
  • ¿Cuál es el objeto más gracioso que existe?
    La escoba.
    ¿Por qué?
    Porque siempre ba riendo…   
  • Una maestra nueva, trata de aplicar sus cursos de Psicología.
    Comienza su clase diciendo:
    – Todo aquel que crea que es estúpido, que se ponga de pie.
    Luego de unos segundos de silencio, Jaimito, se pone de pie.
    La docente le pregunta:
    – Jaimito, ¿crees ser estúpido?
    – No, señorita…, pero me da pena verla parada solita…
  • ¿Qué le dijo una uva verde a una morada ?
    ¡ Respira !, por favor, respira
  • Viene una señora gorda con una gallina debajo del brazo y un borracho le dice:
    Hip, ¿pa´ dónde vas con esa cochina?, hip.
    Y la señora responde:
    Señor, ¿usted no ve que es una gallina?
    Y el borracho le dice:
    Perdón, estoy hablando con la gallina, hip…
  • Llega un hombre donde el oculista porque se le acaba de meter algo en el ojo y le dice al doctor:
    Oiga doctor, me ha entrado un cuerpo extraño al ojo y me molesta mucho.
    El doctor le dice:
    Espere un momento por favor, ahora mismo lo atiendo.
    Pasan unos minutos y la secretaria va a la sala de espera y dice:
    Por favor que entre la persona del cuerpo extraño.
    En ese momento salta un jorobado muy molesto y dice:
    Oiga, podrían llamar por el nombre.
  • La profesora le pregunta a Jaimito:
    Jaimito, dígame rápidamente cuánto es 5+8.
    Jaimito le contesta 23, la profesora le dice indignada:
    ¡Cómo es posible que no sepas! ¡Son 13! ¡Que niño más ignorante!
    Y Jaimito le responde:
    ¡Usted me pidió rapidez, no precisión!
  • Pepito le dice a Jaimito:
    Oye, ¿cómo te fue en la prueba?
    Jaimito le responde:
    Nada, me fue mal porque no respondí nada.
    Y Pepito le responde:
    Yo también dejé la prueba en blanco.
    Y Jaimito le dice:
    ¡Eres tonto, después la señorita va a creer que nos copiamos!
  • -Yo empecé comiéndome las uñas
    La Venus de Milo
  • Un día nuestra cortadora de césped (eléctrica) se estropeó…
    Mi mujer me llenaba la paciencia dándome a entender que yo debería arreglarla…
    Por mi parte, siempre acababa teniendo otras cosas mas importantes que hacer tipo: lavar el coche, hacer un informe, en fin…, lo que para mi parecía más importante….
    Un día ella pensó un modo de convencerme, muy sutil.
    Cuando llegué a casa, me la encontré agachada en el césped, ocupadísima recortándolo con su tijerita de costura…
    Eso me llegó al alma…, me emocioné…
    Decidí entrar en casa, y volví después de unos minutos, llevándole su cepillo de dientes…
    Se lo entregué y se me ocurrió decirle:
    – “Cuando termines con el césped, podrías también barrer el patio…”
    Después de aquello, no me acuerdo de nada… Estoy en blanco….
    Los médicos dicen que volveré a andar, que perdí sólo la mitad de la visión de un ojo y que cojearé el resto de mi vida
  • Era un día de fiesta en la selva, y los animales estaban reunidos divirtiéndose, cuando de repente se acabó el licor. Todos discutían quién iría a comprar más licor. Pero ninguno quería ir. Decidieron enviar a una torguita que estaba en la fiesta. Le preguntaron a la tortuguita si quería ir y ella aceptó encantada:
    Está bien, yo voy.
    Pasó el tiempo y los animales siguieron bailando, cuando de repente ven el reloj y ya había pasado una hora desde que habían mandado a la tortuguita, y empezaron a comentar entre ellos mismos:
    Yo no sé quién inventó mandar a esa tortuga, si ella es muy lenta.
    Hubiera ido yo, mejor, decía otro.
    Y así, todos se quejaban de la tortuga. Cuando de repente aparece la tortuguita y los escuchó murmurando y les dice:
    ¡Con que hablando de mí, no, ahora no voy!
  • Estaban en clases Pepito y sus amigos y la maestra dice:
    Si se portan bien, mañana vendré en minifalda.
    Y se portan bien.
    Al siguiente día la maestra viene en minifalda, de nuevo la maestra dice:
    Si se portan bien, mañana vendré en bikini.
    Y se portan bien.
    Al siguiente día la maestra viene en bikini, de nuevo la maestra dice:
    Si se portan bien mañana vendré en hojitas.
    Y se portan bien.
    Al siguiente día la maestra viene en hojitas, y a la salida se queda Pepito y le dice la maestra:
    ¿Qué esperas, Pepito?
    ¡Que llegue el otoño!
  • Sabe compadre, mi mejor amigo se llevó a mi esposa.
    ¿Y quién es su mejor amigo?
    No lo sé compadre, pero si se llevó a mi esposa, desde hoy es mi mejor amigo.
  • Un psiquiatra estaba llevando a cabo una sesión de terapia de un grupo de cuatro jóvenes madres y sus hijos pequeños. Todas ustedes tienen obsesiones, observó.
    Para la primera madre, María, dijo: Usted está obsesionado con la comida. Has nombrado a tu hija Candy.
    Se volvió a la segunda madre, Ann: Su obsesión es con el dinero. Una vez más, se manifiesta en el nombre de su hijo, Penny.
    Se volvió a la tercera mamá, Joyce: Su obsesión es el alcohol. Esto también se manifiesta en el nombre de su hijo, Brandy.
    En este punto, la cuarta madre, Kathy, tranquilamente se levantó, tomó a su pequeño de la mano, y le susurró: Vamos, Dick, este tipo no tiene idea de
    lo que está hablando. Vamos a recoger a Pedro y Willy de la escuela e ir a comprar pescado para el almuerzo.
  • Jaimito, ¿Por qué llegas tan tarde?
    Por el rotulo en la calle.
    ¿Cuál rotulo?
    El que dice: “Escuela adelante, vaya despacio”.
  • Se encuentran dos niños y uno le dice al otro:
    – Mi papá me compró un perro que sabe leer.
    – A ver, le contesta el otro, entonces ponen al perro frente a un periódico y después de un rato, le pregunta el amigo:
    ¿Qué es lo que dice?
    y le contesta:
    Te dije que mi perro sabe leer. ¡No hablar!
  • Un diablito se cayó a un pozo y el otro diablito le dijo:
    ¿Cómo diablos te caiste ahí?
  • Primer acto: Sale un teléfono
    Segundo acto: Sale el mismo teléfono con una tijera a la par.
    ¿Cómo se llama la obra?
    Línea cortada.
  • Era una viejita a punto de encender la estufa para preparar la cena de su marido, cuando por una fuga de gas, explota la casa y salen volando el par de viejos, y en la ambulancia van los dos heridos, pero la viejita lleva tremenda sonrisa en la cara. Su esposo preocupado de que estuviera en shock le pregunta:
    ¿Qué te pasa? ¿Por qué sonríes?
    Ay viejo, es que es la primera vez en años que salimos juntos a algún lado.
  • Un par de amigos están tomando algo en un bar y charlando. En esto, que uno le dice al otro:
    Oye, el otro día me contó tu mujer un chiste tan bueno, pero tan bueno que me caí de la cama.
  • Tiernamente la mujer le dice a su esposo:
    Oye mi amor, ¿Cuándo me llevas a ver a las Momias de Guanajuato?
    El día que quieras, pero avísales a tu mamá y a tus tías que vamos, ¡No les vayamos a caer de sorpresa!
  • Una vez estaba un hombre matando moscas y en eso llega su compadre y le pregunta:
    ¿Cuántas moscas llevas?
    El otro responde:
    Cinco hembras y tres machos.
    Pero, ¿Cómo sabes el sexo?
    Es que tres estaban en la boca de una botella y cinco en el espejo.
  • Bueno, en una cantina están bebiendo dos tipos, y ya estaban en un estado lamentable y uno le dice al otro:
    Vamos a mi casa.
    No, vamos a la mía, responde el otro.
    Y así la pasaron hasta llegar a la casa y uno de ellos dijo:
    Sí, esta es mi casa.
    No, esta es mí casa.
    Uno de ellos dice:
    Bueno, toquemos a la puerta y al que reconozcan es el de la casa.
    Tocan la puerta y sale una señora y dice:
    ¡Que lindo, padre e hijo borrachos!
  • Primer acto: Un burro meando en el desierto.
    Segundo acto: Un burro meando en el desierto.
    Tercer acto: Un burro meando en el desierto.
    ¿Cómo se llama la obra?
    Me a burro en el desierto.
  • Habiendo marcado equivocadamente un número telefónico, al comunicarse por larga distancia, una señora pregunta en tono angustiado.
    ¿Ya llegó Julio allí?
    Una voz profunda respondió:
    No señora, no sé de que parte del mundo llama usted, pero aquí todavía estamos en abril.
  • La profesora le pregunta a Juanito:
    Dime, ¿qué te da más miedo?
    Y él responde:
    La patasola.
    Y ella le dice:
    Pero si no existe.
    Entonces, le pregunta a Carlitos y éste dice:
    El jinete sin cabeza.
    Y ella dice:
    Pero ese tampoco existe.
    Entonces, le pregunta a Jaimito:
    El malamen.
    Y la profesora le pregunta:
    ¿Dónde has oído eso?
    Y él le responde:
    Pues a mi mamá, todas las noches cuando termino de rezar siempre decimos, “Y líbranos de todo mal amén.
  • Era un día en la escuela de Jaimito y la profesora dice:
    A ver tú Pepito, dime una palabra con muchas “o”, y Pepito dice:
    Goloso.
    La profesora dice:
    Muy bien, a ver tú Jaimito, dime una palabra con muchas “o”.
    Y Jaimito dice:
    ¡Gooooooooooooooooooooooooooooool!
  • Llega el niño a la casa y le dice a la mamá:
    Mami tengo una noticia buena y otra mala.
    Dime la buena, dice la mamá.
    Me saqué un diez en matemática.
    ¿Y la mala?
    Que es mentira.
  • Esta era una vez que la maestra le dice a los estudiantes:
    Niños, mañana tendrán prueba de deletreo.
    Al día siguiente…
    Bien niños, vamos a empezar, Luisito tienes que decir la ocupación de tu padre y qué haría si estuviera aquí.
    Mi papá es Panadero P-a-n-a-d-e-r-o y si estuviera aquí le daría un pedazo de pan a cada uno.
    Muy bien, Carlitos, ¿Y tú?
    Mi papá es banquero b-a-n-q-u-e-r-o y si estuviera aquí le daría 100 dólares a cada uno.
    Muy bien, dale José.
    Mi papá es electricista, e-l-c-t-r…
    Está bien José, te dejaremos para el último.
    Dale Pepito, te toca.
    Mi papá es apostador A-p-o-s-t-a-d-o-r y si estuviera aquí apostaría $1,000 a que José no puede deletrear electricista.
  • Un ricachón conoció a una joven muy linda pero con muy poca cultura.
    Luego de poca conversación y muchos tragos pasaron una noche apasionada
    de máximo placer y al día siguiente el ricachón le dijo a la humilde
    muchacha:
    – Mijita, estoy muy agradecido contigo, pídeme lo que sea que yo te lo doy.
    Ella dijo:
    – Dame una flor.
    El ricachón se conmueve y piensa: ¡Qué ternura!, ¡Cuánta humildad!, Y le
    pregunta a la muchacha:
    – ¿Sólo eso? ¿Cómo la quieres? ¿Una rosa, un clavel?
    Y la muchacha le contesta:
    – No, quiero una Flor Explorer 4 x 4 del 2006.
  • Primer acto: Una gorda con un cuchillo.
    Segundo acto:La misma gorda con un arma.
    Tercer acto: Otra vez la gorda con un rifle.
    ¿Cómo se llama la obra?
    Se armó la gorda.
  • Una vez el Papa fue a bautizar a unos niños de México, y llega Pepito con su hermanita y el Papa le dice:
    A ver Pepito, ¿cómo quieres que se llame tu hermanita?
    Zanahoria.
    Entonces el Papa le dice:
    Pero ese no es nombre de persona.
    Y Pepito le contesta:
    Y, ¿cómo a ti te pusieron “Papa”?
  • Resulta que un sábado llegó un circo a la ciudad de Monterrey y toda la mañana se prepararon, y en la tarde empezaron a anunciar por la ciudad.
    ¡Señores y señoras, vengan a mirar el león más feroz del mundo por sólo 50 pesos!
    A la hora de la función nadie llegaba, por lo que el dueño decidió bajar el precio y decía:
    ¡Vengan a ver al león más feroz nunca antes visto por sólo 30 pesos!
    Pero nadie llegaba, y así siguió bajando el precio, por sólo 20 pesos, 10 pesos, y nada, hasta que al final dijo:
    Pasen a ver el león más feroz, ¡gratis!
    Y se llenó la carpa que casi se reventaba, y el señor puso estacas alrededor de la carpa y después dijo:
    A 200 pesos la salida porque, ¡vamos a dejar libre al león!
  • Yo no sé qué me pasa, que me gustan todas las mujeres menos la mía.
    ¡Bah! No te preocupes que a mí me pasa lo mismo, me gustan todas las mujeres menos la tuya.
  • Primer acto: Sale el diablo jugando football.
    Segundo acto: Sale el diablo jugando basketball.
    Tercer acto: Sale el diablo jugando baseball.
    ¿Cómo se llama la obra?
    Juegos diabólicos.
  • ¿Qué dijo King Kong cuando estaba sentado?
    ¡King Komodo!
  • ¿En qué se parece la mujer a una computadora?
    R: En que las mejores son las mas caras.
  • ¿Por qué los perros aúllan en el desierto?
    Porque no hay árboles, sólo cactus.
  • Hola ¿Hablo con la casa de pastas?
    -Si
    -¿Estallarin?
  • ¿Soy una amarrada que solo sirvo para la ensalada?
    La lechuga.
  • ¿Como se dice el tren mató al gato en Francés?
    El chuchu mató al miau miau.
  • Oye Manolo, te invito a una fiesta de 15 años.
    -Bueno, pero yo a los tres meses me vuelvo.
  • ¿Cuál es la web dedicada a los zapatos?
    Ta.com
  • Un diablito se cayó a un pozo y el otro diablito le dijo:
    ¿Cómo diablos te caiste ahí?
  • Primer acto: Sale un teléfono
    Segundo acto: Sale el mismo teléfono con una tijera a la par.
    ¿Cómo se llama la obra?
    Línea cortada.
Anuncios

2 Responses to Chistes

  1. germanrc dice:

    ja,ja,ja,…”La escoba” porque siempre ba riendo!

  2. adriana dice:

    ola profe oiga si no puedo bajar las lecturas que hago?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: